930 KM POR PISTA EN VELOSOLEX



El Velosolex, “La bicicleta que camina sola”, estamos en 1956, lo presenta Orbea.

En 1961 Josep Maria Espinàs tenía 34 años, ese año alquila un Velosolex y se propone recorrer con él toda la orilla del Ebro ¿Lo conseguirá? Eso nos lo explica en su libro:  Seguint tot l’Ebre amb un primitiu Velosolex.

El Ebro tiene una longitud aproximada de 930 kilómetros, desde su nacimiento en Fontibre, cerca de Reinosa, provincia de Santander, según dice la tradición (aunque al parecer el rio Hijar “afluente” primero del Ebro nace más alto y ya lleva más caudal a su paso por Fontibre, pero eso “es harina de otro costal”).

Lo que aquí nos importa entender es que los caminos del Ebro en el año 1961 no eran las carreteras y caminos (como el GR99) que bordean hoy plácidamente el rio, eran caminos sin mantenimiento, donde la lluvia y el viento dejaban al descubierto el verdadero pavimento, las piedras, y el Velosolex no es vehículo pensado para esos pisos ... o si?

Según nos dice el Sr. Espinàs, desde Fontibre hasta Trespaderne (éste no incluido) los caminos y las poblaciones estaban muy atrasadas, debido principalmente a la difícil comunicación con las grandes ciudades.  Una imagen típica de 1961 de las poblaciones del primer tramo de Ebro, era ver familias con sus maletas esperando el autobús que les llevaría a una vida sino mejor, con más posibilidades.

Con este paisaje poco desarrollado desde el punto de vista de las comunicaciones, el Velosolex utilizado por Josep Maria Espinàs sufrió mucho (y el autor más aún) en esos primeros kilómetros de Ebro.  En subida sin asfaltar y empedrada el autor era el que proporcionaba la potencia, no el Velosolex que a duras penas tenía fuerza para subirse a él mismo, de ahí que precisara del empuje continuo del, en otros ratos, “piloto”.

El autor no indica cuantos días invirtió en el viaje de bajada del Ebro, tampoco aquí diremos si el Velosolex consiguió llegar al Delta, eso deberán Uds. leer esta agradable y plácida obra del Sr. Espinàs, conocido escritor, cantante en sus ratos libres y aventurero sobre todas las cosas.

Sepa Ud. que hoy hay un nuevo Velosolex, diseñado por Pinifarina y se llama E-Solex, como no, eléctrico … por si quiere hacer Ud. lo que hizo el Sr. Espinàs, ¿Se atrevería?

Y pasamos a presentar algunas imágenes del viaje,

 

Este Sr. no es el Sr. Espinàs, es un habitante de alguna casa entre Montesclaros y Aldea de Ebro.  Se conocieron en un Balneario abandonado a la orilla del rio.

Sin lugar a dudas el Velosolex es un acompañante muy versátil (te puede llevar él o bien lo llevas tu) y amable, si funciona bien.

 

Y recuerden que escaparamoto.com es web de anuncios de venta de motos clásicas, venta de motos de segunda mano, venta de motos de ocasión y, sobre todo, alquiler de motos clásicas, motos cafe racer, venta de motos de trial y también motos off road y vehículos singulares, todo eso es a lo que nos dedicamos para ayudar al propietario de motocicletas.