ACCIDENTES Y MEDIDAS DE SEGURIDAD



Ojeando el libro titulado “Motos, carreras de velocidad moto cross trial”, Colección HERAKLES, Editorial Hispano Europea, 1970, escrito por Mike Hailwood y Murray Walker lo que corresponde a las carreras de velocidad, Jeff Smith y Bob Currie escriben sobre el Moto Cross y completa y amplía estos últimos escritos Oriol Puig Bultó.

A final de la primera parte del libro, la que habla de las carreras de velocidad Mike Hailwood dedica un capítulo que titular “Accidentes y medidas de seguridad” (que además es justamente el número 13, pág. 221 del libro).

Hoy hablaremos de lo que dice el Sr. Mike Hailwood, que para el que no haya oído hablar de él o si haya oído hablar pero poco, diremos que tiene fue nueve veces Campeón del Mundo de Velocidad y más, sepan que el Sr. Hailwood reapareció a los 38 años en las carreras, tras 11 años apartado de ellas a causa de un grave accidente en el G.P. de Alemania, era el año 1978 y la reaparición la hace nada más y nada menos que en el TT de la Isla de Man!!

En esa primera carrera tras el paréntesis forzado el Sr. Hailwood demuestra que está en plena forma y acaba ganando la carrera de Fórmula 1 TT.  Increíble.

 Después de la presentación volvamos al capítulo “Accidentes y medidas de seguridad”. El Sr. Hailwood habla de las carreras de velocidad, por lo que todo lo que explica en el capítulo lo debemos trasladar a circuito, sin embargo nosotros hemos querido contarte lo que explica por sí te pudiera ir bien un día que esperamos nunca llegue.

Dice que cuando el aficionado empieza a acumular experiencia y a descubrir sus limitaciones, se aventura a un mundo desconocido.  Empieza a probar nuevas trayectorias, a aumentar la velocidad en puntos, a dar gas, a frenar más tarde que de costumbre.  Es razonable suponer que esas “probaturas” (que esperamos si se hacen NO sean descontroladas) lleven a la pérdida del control de la moto.

Según Mike Hailwood lo importante es sacar algún partido del infortunio analizando el error y procurando que nunca más vuelva a repetirse.

Todos los accidentes parten de uno de tres factores: el error propio, el error de otro o un fallo mecánico.  La experiencia reducirá la probabilidad de este error propio y de la implicación en los demás y una cuidadosa preparación mecánica de la moto disminuirá el factor avería.  No obstante ninguna de estas causas es evitable por completo, de moto que es recomendable considerar previamente la acción que uno debe emprender en el caso de perder el control de su moto.

Casi siempre hay que tomar una decisión fundamental: mantenerse sobre la máquina o abandonarla. 

Lo que sigue lo escribe el autor en base a su experiencia.  La primera regla consiste en mantener la calma y hacer cuanto se pueda para controlar la situación (mucha experiencia debes acumular para mantener la calma, pero …), si te puede el pánico y pierdes el dominio de los nervios no contribuye a mantener el control de una máquina momentáneamente desbocada.

Si se ha producido instantáneamente una emergencia grave (un patinazo repentino por una mancha de aceite) es improbable que se pueda hacer algo para corregirla.  En estos casos aconseja el Sr. Hailwood saltar de la moto tan aprisa como sea posible.

Si la emergencia es menos acusada, por ejemplo un patinazo prolongado que deja ver que no será posible dominar, suele resultar rentable luchar mientras se pueda y saltar de la máquina en el último instante.

Una vez fuera de la motocicleta y rodando por el suelo, como casi siempre suele ocurrir, no conviene abandonarse a la suerte.  Hay que observar la dirección que uno lleva y actuar en el suelo para evitar o reducir al mínimo los daños.

Este recorrido forzoso por el suelo termina forzosamente en algún obstáculo sólido.  La observación de la dirección y la serenidad pueden determinar a menudo cómo va a chocarse contra esta obstrucción.  Siempre que ello sea posible, es mejor establecer el primer contacto con los pies y utilizar entonces las piernas como “amortiguadores” para absorber parte de la fuerza del impacto.  Si al pararse aún se conserva el conocimiento, hay que dar inmediatamente un vistazo alrededor para ver dónde están la moto y los demás competidores (pero si te pasa por la carretera o calle en lugar de competidores di: resto de automóviles y motos) y actúa en consecuencia. Explica Mike Hailwood que en una ocasión gracias a ese último vistazo pudo ver su moto sobre la rueda trasera y que se iba a abalanzar sobre él, inmediatamente pudo levantar las piernas y corregir la caída de la moto hacia un lado.  Si se hubiese quedado quieto … en fin.

Sabemos dos cosas de todos los que habéis llegado hasta aquí leyendo, que os gusta ir en moto y que llevar tu moto por carretera o montaña implica riesgo.

Con este post hemos pretendido que seas consciente que puede pasar y que si pasa has de saber que puedes y debes actuar, y lo puedes hacer como nos dice Mike Hailwood o como tu creas mejor, pero actúa.

¿Estás de acuerdo con Escaparamoto?

Mike Hailwood y Jeff Smith en plena acción

 

 

Mike Hailwood en una divertida imagen de promoción de una tienda de Yamaha en Birmingham