AQUI MOSTRAMOS EL SERVICIO DE LAS BOTAS DE TRIAL



Dos premisas antes de empezar:

1-      Que un buen equipo de moto sirve, lo tenemos todos claro.

2-      Y que ponerse el buen equipo de moto es trabajo para uno mismo, también está claro.

Estos dos puntos nos sirven hoy para tratar el tema de para qué sirven las botas de trial o que evitamos con ellas puestas.

Hace unos días nuestro Director General para poner su moto de trial en marcha decidió que con unos simples zapatos bastaba para comprobar el buen funcionamiento de su maravillosa Gas Gas TXT300 preparada por KONTRAKOS (St. Esteve de Palautordera, Barcelona).

Pues bien, ahí está el Sr. preparado para patear la palanca de puesta en marcha, elevando el pié unos centímetros por encima del final de la misma y bajándolo con fuerza y decisión, llevando la palanca hasta su punto más bajo y escuchando el magnífico motor en marcha, inmediatamente.

Hasta aquí todo funcionó a la perfección, sin embargo no tuvo la previsión de contar con la posibilidad de que la suela del calzado utilizada resbalaría por el final de la metálica palanca, pasando, ésta por el tobillo y todo el gemelo derecho hasta el final del mismo, acabando su paseo justo antes de la rodilla.

El resultado del paseo de la palanca de arranque de la Gas Gas por la pierna de nuestro sufrido Dtor. General es el que mostramos en primera y única fotografía de este post y que pensamos podrá servir a muchos de vosotros a la hora de decidir si vale o no la pena ponerse el equipo de moto, aun cuando lo que pretendáis hacer con vuestra motocicleta lo consideréis sin importancia ni peligro.

Ya sabes, tú decides.  ¿Estás de acuerdo con Escaparamoto?

Escaparamoto

Dep. Sanitario