HABLAMOS DEL VELOSOLEX



Situémonos, estamos en 1941 y en Courveboie, a pocos kilómetros al Oeste de París.

En 1941, esa zona de Europa era el centro de la II GM.  A pesar de ello, dos amigos, Maurice Goudard y Marcel Mennensson tienen la ocurrencia de instalar a una bicicleta un motor que traccionará su rueda delantera por fricción, mediante un rodillo.

Los amigos, Maurice y Marcel, esperan a que acabe el conflicto para iniciar su proyecto y empezar a comercializarlo.

En 1946, un año después del fin de la guerra la población del centro de Europa necesita vehículos con dos “bes”, no tres … buenos y baratos y la Velosolex cumple con las dos, incluso (a nuestro parecer) con la tercera, bonito.

Así fue como los europeos se volcaron a comprar Velosolex y los Sres. Goudard y Mennensson a fabricar en Courveboie, esa bicicleta con motor.  Se vendieron millones de unidades de Velosolex.  Según información de hasta 1988 se vendieron 8 millones de Velosolex.

Tan bien iba el negocio que llegó a oídos de los responsables de Orbea, la fabrica de bicicletas del País Vasco desde 1926.   Así los Sres de Orbea se ponen en contacto con los de Velosolex en 1956 y quedan de acuerda en hacer una visita a Courveboie.  Después de esa visita (que según cuenta la historia el recibimiento a los representantes de Orbea por los empleados de Velosolex no fue del todo cordial) Orbea pasa a fabricar con el permiso o licencia de la anterior, el Velosolex 1100.

A partir de 1957 y hasta 1968 orbea fabricará Velosolex para la gente de aquí.

¿Qué motivó el éxito del Velosolex? Esta bicicleta hecha velomotor tiene instalado en su parte frontal un motor de 38cc, con un depósito de combustible de 1 litro de capacidad.  Los frenos son de pinza el delantero (tipo bicicleta) y el trasero de tambor. El Velosolex tiene luz delantera y trasera, pedales para ayudar a su pequeño motor cuando sea necesario y se pintaba de negro.

Con el depósito lleno y a una velocidad de 30 km/h su autonomía era de 100 kilómetros.

Todo eso, unido a un tiempo de necesidades para la mayoría de la población da como resultado un éxito inmediato del negocio del Velosolex.

Sabe Ud. que el Velosolex se vendía por 147 pesetas de aquél tiempo, que es lo mismo que 0,85 euros y que esos céntimos de euro de ayer corresponden a unos 39 euros hoy.  Se podría vender el Velosolex hoy por 39 euros?

Sabe Ud. que se fabricó una gasolina especial para Velosolex, la Solexine, comercializado por BP.  De este producto se vendieron 6.000.000 de litros en 5 años, segun información de "almadeherrero". 

Una pequeña gran idea.  Felicidades a los Sres. Maurice Goudard y Marcel Mennensson y también a los responsables de Orbea, gran trabajo.

 

El Sr. Goudard y el Sr. Mennensonn,

 

Y su fábrica

y la publicidad de la epoca,

 

incluso su Manual de Instrucciones;