OSSA MUSIC



Manuel Giró Minguella nació en Barcelona el año 1907 en el seno de una familia catalana dedicada al ramo textil, tipo de actividad que ante la crisis de los años ’20 del pasado siglo se abandonará paulatinamente por un nuevo tipo de industria que empezaba a hacer furor como consecuencia de su sonorización en 1927: el cine.

Así empieza el libro de OSSA del cinematógrafo a la motocicleta de MOTO RETRO, escrito por el Sr. Francisco Herreros, uno de los máximos conocedores del mundo de las motos clásicas de nuestro país … sino el que más.

Pues así fue como OSSA (ORPHEO SINCRONIC S.A.) inicia su actividad y nunca abandonó del todo, manteniendo la parte cinematográfica o similares como pura distribuidora (caso de proyectores Bell - Howell) o bien la fabricación y distribución de tocadiscos a través de MOTOVOX S.A. la división electrónica de OSSA.

El mantenimiento de diferentes divisiones por parte de OSSA es el resultado de una política correcta de empresa en base a la cual si el producto estrella de la misma, las motocicletas, tuvieran un periodo de recesión, serían los demás productos de la marca los que evitarían resultados “poco atractivos” para el accionista (recordemos que estamos ante una solvente Sociedad Anónima), sin ir más lejos Bultaco hizo lo propio con sus neveras (http://escaparamoto.com/bultaco-nevera-mercurio).

Además de los tocadiscos, estereofónicos, autónomos, de alta fidelidad y capaces de reproducir sonidos, además de ser totalmente transistorizados, OSSA fabricará en sus “otras divisiones”, motocultores, monoplazas de Fórmula IV y motores para karts, eso junto con la comercialización de maquinaria cinematográfica diversa y los ya comentados tocadiscos.

En los años ’60 y hasta mediados de los  ’70 OSSA era una empresa solvente, pero diferentes circunstancias llevaron a mantenerse hasta que en 1982 la Generalitat de Catalunya comunicaba a Derbi, Montesa, Bultaco y OSSA el resultado de los estudios que había encargado al CEAM (Centro Especializado de Asesoramiento Metalúrgico) … OSSA no era viable, Bultaco tampoco.

Los tocadiscos OSSA hoy no son un material interesante para muchos, sin embargo para los amantes de las motocicletas clásicas y más los amantes de las motos clásicas de aquí, los tocadiscos son una pieza interesante para complementar colecciones de motos clásicas.

¿Está Ud. de acuerdo con Escaparamoto?