SI, TAMBIEN HUBO UNA BULTACO BICILINDRICA



A principios de la década de los ’60 aparece la Bultaco Bicilíndrica, su “autor”, el Sr. Antonio Mellado Vidal, de Cartagena.

Segú la información, que por cierto, muy poca corre de esta motocicleta única, el Sr. Mellado, apasionado mecánico, a partir de dos motores de Bultaco Tralla 101 (125cc) fabrica un motor bicilíndrico, uniendo ambos.

El trabajo de fabricación de este motor se inicia a partir de un molde de madera que fabrica el propio Sr. Mellado.  Todas las piezas pasan por el torno de un amigo y queremos suponer también apasionado del mundo de las motos.

Los dos amigos fabrican todas las piezas que, a partir de ese molde, les llevará al bicilíndrico. Le instalan un cambio de seis marchas, en el centro del bloque y modifican el chasis de forma que soporte el volumen del invento.  El chasis será de doble cuna (nuestros seguidores ya saben aquello de que la doble cuna sale del pollo por la biomimética y para los que no lo hayan leido aquí lo encuentran: http://escaparamoto.com/el-chasis-de-doble-cuna-y-el-pollo-de-navidad).

La bicilíndrica de Bultaco del Sr. Mellado, según unos pequeños cálculos de nuestro Dep. de Finanzas y Eventos, debía tener una potencia en torno a los 25 CV, con sus 250cc.  Teniendo en cuenta que estamos en 1964, con esa potencia podríamos decir que estamos hablando del “gran pepino” de la época.

Al parecer el motor funciona muy bien, por lo que no entendemos que el Sr. Bultó no lo descubra y desarrolle … en fin, eso no fue.

La moto corrió carreras, la de Corpus Christi de Cartagena del año 1964, con el Sr. Pedro Cegarra como piloto, en esa carrera también participaron pilotos de alto nivel como el Sr. Medrano.

El Sr. Cegarra demostró en esa carrera una valentía extraordinaria, pilota una moto en pruebas, con una potencia considerable y … no tenemos información de los frenos de la moto.

Según la información a la que hemos podido acceder, de esa moto únicamente se mantiene el motor, alguien sabrá donde se encuentra (nuestro Dep. de Investigación y Turismo, no).  Del chasis y el colín nadie tiene ya noticia.

Por cierto el colín de la 101101, estaba fabricado con fibra, material muy poco habitual en ese momento en motos, por caro.  El Sr. Mellado lo fabricó así y fue uno de los puntos que hacía de esta moto un ejemplo de demostración de pasión, esfuerzo y talento de su fabricante.

Gracias y felicidades, Sr. Antonio Mellado Vidal y su desconocido amigo fresador.

 

Esta es la única fotografía que hemos encontrado de esta moto única, del Sr. Mellado hay otras, pero nos quedamos con esta.